¿Pierde quien da amor o quien no sabe recibirlo?

Nadie pierde por dar amor, porque nos dignifica como personas el ofrecerlo con sinceridad, con pasión y delicado afecto. Pero, quien no sabe recibirlo ni cuidar ese regalo maravilloso es quien pierde de verdad. Por tanto, “nunca te arrepientas de haber amado y de haber perdido, porque lo peor es no saber amar” pues, “nadie pierde por dar amor, pierde quien no sabe recibirlo”. En este sentido, la neurociencia va ofreciéndonos ciertas perspectivas que nos explican por qué actuamos y cómo actuamos en esto del amor; y primero tenemos que recordar que “el cerebro humano no está preparado para la...

Leer más