Uruapan, Mich.- Con tan solo 17 años de edad, el oriundo de la Perla del Cupatitzio, José María Amezcua Mendoza, se encuentra militando en el equipo profesional de fútbol Monarcas Morelia en fuerzas básicas.

Desde los 3 años nació su amor por este deporte y todo gracias a su señor padre José María Amezcua Espinoza «Chema», el cual fue jugador de primera división profesional. El «Peque» como lo conoce su familia y amigos, no tuvo la oportunidad de ver jugar a su papá en ese entonces, pero ya como Director Técnico de Aguacateros de Uruapan de la Tercera División Profesional, pudo entrenar con él y aprender todo lo que su padre podía enseñarle. Menciona que le dicen su familiares: la primer palabra que salio de su boca cuando era pequeño fue la palabra «Goool».

«Peque» se desempeña como defensa en la sub 17 de Morelia, donde actualmente se encuentran en la 4ta posición de la tabla general de la Liga MX.

«Me siento muy agradecido con todas las personas que me han brindado su apoyo, con Dios primero que todo, motivado para lograr el objetivo de ser campeones, y en un futuro primero Dios llegar a primera división».

Comenta que uno de sus objetivos es el poder llegar a ser campeón de su categoría y algún día ser llamado a la Selección Nacional de su categoría para representar a su país, y claro el sueño de todo joven, llegar a jugar en el máximo circuito.

José María es un chico soñador, el cual no deja de hacerlo al momento de que llega un obstáculo en su vida, y tiene algo muy en mente, el llegar algún día a jugar en el viejo continente.